De nuevo nos invitaron a exponer ante la UPME, Ministerio de Minas Gobernación, SENA y otras entidades públicas y privadas del sector los obstáculos que todavía se encuentran.

  • Después de casi 6 años ya por fin se consiguió que los autoconsumos pequeños se vean beneficiados de los contadores bidireccionales y puedan ya ahorrar energía y sobretodo intercambiar y vender el excedente ante las compañías eléctricas.  Eso sí, no todo es color de rosa.  No se permite que la potencia de generación solar de autoconsumo sea superior al 15% de la potencia del transformador de ese circuito. Es decir, si el transformador del circuito de donde está conectado la vivienda o empresa, contiene una potencia de 100 kw, pues máximo se podría generar 15 kw de solar. Supongamos que la potencia necesaria es de 25 kw pues máximo se podría instalar 15.  A no ser que se quiera instalar un autoconsumo sin conexión a red para vender los excedentes y solo utilizarlo para ahorrar energía de día.  De esta manera no puede beneficiarse del autoconsumo legalizado con la compañía eléctrica de intercambiar la energía que use de noche y sobre de día.

Hay 3 clases de autoconsumos: 

  1. Autoconsumo con conexión a red con contador bidireccional, con la oportunidad de intercambiar sobrante de día para utilizar de noche, vender más excedente. Se permite máximo el 15% de la potencia del transformador del circuito.  En caso de que la compañía eléctrica tenga un corte de energía, esta instalación deja de funcionar.
  2. Autoconsumo con conexión a red con bloqueo de excedentes a la red.  Solo permite usarlo de día y gastar de lo generado en ese periodo para ahorrar consumo de día.  Generalmente tendría que ser a los superiores del 15% de la potencia del trafo de ese circuito. En caso de que la compañía eléctrica tenga un corte de energía, esta instalación deja de funcionar.
  3. Autoconsumo con respaldo batería. Para lugares aislados que no tiene red eléctrica cercana para conectarse o que quieren ser totalmente independiente de la compañía eléctrica.  Es imprescindible la instalación y uso de baterías. En caso de corte de energía por parte de la compañía eléctrica no se ve afectada.
  • Después de 6 años estamos con el mismo problema de siempre.  NO PERMITIR CONECTAR PLANTAS SOLARES A LA RED ELECTRICA.  Esto dificulta mucho la generación solar en nuestro país.  Es perfectamente entendible al no permitir plantas superiores a 10 mw, pero por lo menos podrían permitir plantas que sean compatibles con la capacidad que permita el cableado hasta la subestación: 2 mw, 5 mw, 7 mw, 9 mw y que sea el mismo promotor que construya su subestación, la cual podría ser bloqueada con un by pass control remoto (OCR) desde la misma compañía eléctrica en cualquier momento en caso de emergencia.  Esto permitiría que muchos terrenos lejanos a subestaciones tengan oportunidad que sean aptos para plantas solares, tal como está ocurriendo en el resto de países.  Así muchos propietarios pueden sentirse beneficiados de cobrar arrendamientos de dichos terrenos ayudando mucho a esa masa social y prosperando la economía de esa zona.
  • Sociabilización de nuestros proyectos en la Guajira, con la intención de que el 95% de la mano de obra, técnica o no, sea del departamento.  Capacitación gente de la zona para que tengan oportunidad de trabajo.  El SENA es una herramienta calve en este proceso.  Es por ello se inició las primeras gestiones.
  • Potabilización de agua y mantenimiento de los pozos de agua con bombeo solar previstos en ser instalados en cada ranchería durante los años de generación de la planta solar más grande de América, ubicada en la Guajira.  Todos los beneficios sociales deben der para la Guajira.  Basta ya de palabras y más acciones.

Guajira con Luz Propia